the question is who protect to who

La cuestión es quien protege a quien (THE QUESTION IS WHO PROTECT TO WHO)
(ATENCIÓN: +18)
1-A SUPER (SUPER) GIRL
Descubrí que tenía este poder a los 16 años, yo, Noelia, que hasta el momento solo tenía el
poder de atraer a tantos chicos como podían caber en el pasillo del instituto por ser tan guapa,
y sí, era verdad, era muy guapa, pero ninguno de los que me perseguían era el que me
gustaba, pero eso solo era cuestión de tiempo, pues justo cuando pensé en que él era el único
que no me decía nada, cuando él estaba a punto de pasar otra vez de mi, en ese momento no
se dio la vuelta y se fue, sino que se acercó más a mi, me cogió la mano y se arrodilló para
posar un beso en mis dedos, que por cierto agradecieron el gesto haciendo que cuando él iba a
levantarse se giraron para atraer su barbilla de nuevo, se giraron otra vez y él volvió a dar otro
beso, este más profundo e intenso, aunque desde luego a su mente le extrañó el suceso,
después por fin mis dedos le dejaron levantarse y nos cogimos de las manos y nos miramos a
los ojos durante un tiempo que creo que a ambos nos pareció eterno, los chicos que estaban
detrás de mí vieron la imposibilidad de que me quedara con ellos (aunque no hubiera estado
nada mal, ya pensaré en hacer algo con ellos) y se fueron cada uno a su clase, aunque algunos
eran de la mia y por tanto fueron a ocupar sus sitios mientras delante de todos los pupitres
nosotros seguíamos endulzándonos con las miradas, hasta que vino el profesor e hizo que
saliéramos de nuestro ensimismamiento. Tuvimos suerte de encontrar dos asientos juntos
para así poder sentarnos uno junto al otro, él, por cierto, no lo he dicho, se llamaba Mike, y
también era muy guapo y un poco parecido a mi, claro por eso me gustaba tanto, porque iba a
ser sino; mientras el profesor explicaba nosotros tomábamos apuntes al tiempo que
estábamos cogidos de las manos sin que llegaran nunca a sudar ni sentirse incómodas, menos
mal que él era zurdo, y también procurábamos que el profesor no se diera cuenta.
2-BACK FALL
Salimos de la clase y nos dimos los teléfonos, pero ahora él debía ir a un edificio diferente al
que me tocaba a mí, pero, menos mal, la clase de después la íbamos a tener juntos. Así pues
pase la clase actual echándolo un poco de menos, y, al tiempo que los otros chicos volvían a
fijarse en mi, yo empezaba a tener dolor de cabeza, un dolor de cabeza que amenazaba con ir
a más, yo intentaba contenerlo como podía, pero no conseguía mucho, en ese momento uno
de esos chicos vio que me pasaba algo y me tocó la pierna mas cercana a él, la verdad es que
estaba un poco lejos y también hacía un gran esfuerzo para alcanzarme, pero lo agradecí
porque desde ese momento pude por lo menos resistir un poco el dolor, a duras penas hice
que empezara a remitir hasta que se extinguió del todo, no entendía lo que acababa de pasar,
ahora notaba como si algo se me hubiera olvidado, no tenia relación con la clase, pues sin
darme cuenta había estado copiándolo todo y estaba empezando a sonar el timbre de final de
clase, eso si que no podía ser, pero no pensé mucho en ello, miré el horario, recogí las cosas y
me fui, pero seguía sin recordar...eso. Cuando llegué a la clase, Mike se sentó a mi lado, pero
según él no sabia porque lo había hecho, dijo que algo lo había inducido, al mirarlo a los ojos lo
recordé, era el amor, pero porqué se había esfumado seguía teniendo inquieta a mi mente, lo
único que podía razonarlo era la posibilidad de que el efecto del poder no era eterno, pero eso
no podía ser, ¿qué debía hacer entonces?, tal vez tuviera que entrenar, aunque no sabía cómo
hacer tal cosa. Mientras la clase transcurría ambos empezamos a sentirnos normal y pasamos
la clase como la de antes, cogidos de la mano, parecía que el efecto básico del poder era el
eterno, su amor por mí ya se había implantado en su cuerpo y aunque hubiera disminuido un
poco la atracción, el resto no daba señales de irse nunca, y el mío no había disminuido, solo
era mi mente la que había necesitado restablecerse, eso significaba que había valido la pena,
aunque ahora me daba lastima ese otro chico, creo que se había imaginado una recompensa
por esa pequeña ayuda, pero la verdad es que ni estaba aquí ahora, ni se la iba a dar, no había
sido para tanto.
3-BIGGER THAN US
Ese fin de semana busqué a alguien que pudiera ayudarme y lo encontré más pronto de lo que
me esperaba, al principio se lo conté ligeramente a mi madre, pero casi no me dejó hablar, en
cuanto empecé a contarle nada, ella ya parecía saber qué me pasaba, me dijo que fuera a
hablar con la abuela y así lo hice, mi padre me llevó hasta la residencia de ancianos y mi abuela
me empezó a contar la historia. -A mi me empezó a pasar a los 12 años, cuando tendría que
haber tenido mi primera menstruación... En ese momento me dí cuenta, no había tenido eso, a
los 14 años notaba algo en la vagina, en cuanto me mire en el baño vi que no había rastro de
sangre, el himen estaba roto a pesar de que era virgen y el clítoris estaba caliente, preparado
para sentir eso... -...Pero casi no tuve sangre, solo salieron unas gotitas y no tuve que pasar el
mal trago de la primera vez, que fue a los 17, todo fue natural, el miembro se metió muy
suavemente y noté placer, claramente, pero no dolor, nada de dolor, aunque seguro que no
tenía a tantos chicos detrás de mi como tú, sí, ya me han contado, pero no tuve necesidad de
usar la otra parte del poder, excepto para conseguir mi primer y único trabajo en esta vida, y
eso hasta que me empecé a hacer vieja y aquí me ves, tu madre no ha querido hablar contigo
porque no tiene el poder, al parecer se salta una generación, aunque puede que lo tenga y no
lo haya necesitado usar nunca..., yo también necesité la ayuda de alguien y encontré a un
doctor que conocía un poco el caso, aunque no había visto a nadie que lo tuviera realmente,
decía que solo lo sabía por habladurías que había oído, me analizó y me investigó para poder
decirme que aunque era asombroso lo que podía hacer mi mente (aunque necesitara
restablecerse...y todo eso del efecto básico) y lo que le había pasado a mi vagina, que en el
fondo era bueno, solo me dijo que podía desarrollarme como cualquier otra mujer, seguía
teniendo el deseo por los hombres, pero sin tener que pagar por ello eso que tienen las demás
cada 28 días..., en cuanto a lo de la cabeza me dio unas pastillas, pero eran de un fármaco sin
nombre, las había descubierto en un viejo armario del laboratorio, me aseguró que me
vendrían muy bien, pues sí que tenían instrucciones puestas en el bote, me tenía que tomar 2
cada día al empezar la tarde y 1 cada vez que tuviera que usar el poder, cuando notara el
clásico dolor de cabeza, aunque lo que te pasó a ti..., no sabía que también podía curarse con
un poco de calor ajeno, solo la plenitud del principio, no se necesita más...toma un frasco,
contiene doce pastillas, son un poco grandes, espero que no te atragantes, también me dijo
que al pasar la edad de los 60 ya no las necesitaría, pero no creo que deba darte de momento
todos los botes que tengo, alguien podría sospechar, los de la residencia no lo saben, pero por
si acaso el doctor estaría al tanto si lo descubrieran, ya te daré más, pero aunque se te acabe
no me visites hasta el próximo mes, es conveniente que no abuses mucho, todavía eres muy
joven, yo comencé a tomarlas a los 20. -Muchas gracias, abuela, tranquila, todavía soy virgen,
pero estoy contenta de que eso no vaya a doler..., hasta luego, entonces.
4-BREATHE ON ME...
Si era verdad que no solo las pastillas podían curar el clásico dolor de cabeza, eso ayudaba a
poder ahorrarme unas cuantas, pero tampoco tenía porque ser procedente de una persona,
tenía que probar si servía cualquier fuente de calor, aunque tampoco es que me hiciera falta el
poder, ya estaba saliendo con Mike y tenia buenas notas, aunque sí que agradecía la otra
parte, mi vagina no podía estar más contenta, pero no solo eso sino que también notaba que
no sudaba nunca ni que hubiera sangrado alguna vez, ni siquiera por la nariz, más tarde mi
madre me dijo que cuando me sacaron de su vientre no hizo falta lavarme aunque sí cortar el
cordón umbilical y por ultimo yo me ducho casi todos los días pero realmente no veo que
pueda ensuciar mi piel con nada, es como si lo repeliera. Seguí con Mike hasta que me casé
con él y todo eso (celebré la despedida de soltera con esos chicos que me perseguían tanto...),
mientras tanto, cuando ya dejamos el instituto, encontramos un piso de alquiler y él un buen
trabajo, aunque yo tuve que esperarme hasta los 18 para poder mudarme con él, en esa época
estuvimos a punto de dejarlo porque nos comunicábamos menos y porque fue cuando decidí
emplear mi poder de convencer para conseguir un trabajo, en el fondo era para tener algo que
hacer esos dos años, no le dije en qué consistía mi poder, ni siquiera a ninguno de los clientes,
esta cuestión fue la que casi también hubiera producido nuestra ruptura, pero no pasó, el
efecto básico del poder que había sido usado en él era verdaderamente eterno, no habría
forma de neutralizar aquello, y en cuanto a los clientes todos quedaron satisfechos,
normalmente necesitaban conquistar a una persona que les gustaba o que el jefe les
ascendiera de puesto...
5-(SHUT UP)
Descubrí que si notaba la atracción de un metal por un imán cuando venía el clásico dolor de
cabeza este remitía, así que no hacia ir a correr a casa después de cada consulta para que Mike
me tocara la piel un poco, por cierto, no lo he dicho, yo hacia mis consultas en el hall de un
hotel un poco aparta de la recepción y todo eso, pero cada vez que acababa el negocio, vamos
a decir, el número de gente que había venido aumentaba, cada vez tenia usar más el truco del
metal y el imán, y tanto yo como Mike empezamos a pensar que eso podría afectar seriamente
a mi sistema, así que descansé tres meses del agotante trabajo y me puse a pensar que podría
hacer para trabajar pues la casa no necesitaba mucho mantenimiento, nada más que llegamos
la limpiamos por si acaso y desde entonces, al igual que mi piel el suelo y las manchas o la
suciedad se han estado repeliendo teniendo como consecuencia que cualquier rastro
desapareciera y se mantuviera limpio, al igual que los muebles del casero, Mike seguía
trabajando en el taller metalúrgico, eso tampoco lo había dicho.
6-BEFORE THE STORM
La comunicación con mis padres y con el resto de mi familia iba bien, con la de Mike también,
en ese aspecto estábamos muy contentos, por una parte parecía raro que nunca hubiera
disputas ni broncas ni siquiera entre Mike y yo cuando estuvimos a punto de romper, todo
había fluido bien en las reuniones en general que habíamos tenido unos con otros y en el
fondo habían sido divertidas y con sus momentos graciosos, las fechas de los cumpleaños
hacían que tuviéramos una reunión de esas cada mes más o menos, aunque no siempre
acudían los mismos porque a veces tenían otros planes que no podían cancelar (dejé de
necesitar las pastillas cuando cumplí los 30), pero da igual, si tenía que pasar así que pasase
como tuviera que pasar. Un año después Mike y yo acabamos acumulando un montón de
amigos, producto de las noches en las que nos lo pasábamos tan bien, como hacen todas las
parejas, íbamos a los bares y siempre que había espectáculo y la gente se ponía a bailar,
nosotros también lo hacíamos, y bailábamos muy bien, en el fondo no sabíamos como lo
hacíamos, pero así era, tanto Mike como yo afirmábamos que no sabíamos bailar, aunque
nuestros pasos dijeran lo contrario, aun así tampoco es que fuéramos profesionales, pero eso
no nos interesaba, ya nos lo pasábamos bien con ellos y ya está, los mejores eran Marina y
Nathan, las relación entre los cuatro, a pesar de que en realidad éramos muchos más, era
como si nos conociéramos de toda la vida, nadie sabe o no recuerda como se consiguen ese
tipo de amigos, pero la verdad es que todo el mundo los tiene, y está contento por ello.
7- BURNED UP THE NIGHT
Uno de nuestros amigos, Nathan, decía que tenía un barco suyo amarrado en el puerto de San
Francisco, todos vivíamos en Los Ángeles, ambas ciudades de California, fue de gran ayuda que
lo comentara, muy pronto sabrás por qué. Otro año después Mike y yo concebimos a una niña
preciosa a la que le pusimos Helena como nombre, pero tampoco hizo falta lavarla al salir del
vientre y a pesar de que no había engordado mucho durante el embarazo Helena se desarrolló
bien y no necesité ninguna terapia post-embarazo, pudimos seguir nuestra vida tal cual, pero
con un miembro más, hablando de miembros, el de Mike medía 19 cm, bastante bien, y no
había problemas de si llegar hasta el final era peligroso, al contrario, esa noche fue muy
divertida y encantadora, vamos a decir, pero cuatro meses después surgió un incendio en el
taller metalúrgico donde trabajaba Mike, no sé por qué pero el fuego se empezó a extender
por todas partes, ante la urgente situación Marina nos dejó su coche y nos llevamos lo más
importante y por supuesto a Helena, ella, Nathan y los demás nos aseguraron que ya se las
arreglarían. Fuimos con el coche hasta San Francisco y de milagro encontramos el barco de
Nathan, el “Dangersonian”, embarcamos todo lo que metimos en el coche y emprendimos
rumbo, ahora sí que podíamos ser felices, aunque antes ya lo fuéramos, pues teníamos todo
un océano y un mundo para nosotros y que recorrer.
FIN

Comentarios

Entradas populares de este blog

Erich Fromm - El arte de amar parte 1

Pump up the Volume, la historia de la musica electrónica

Sentirse como estar muriendo