aspectos de la vida

Primera parte, primera historia: Diario perdido 

1
EL SISTEMA
Esta mañana, Padre me dio este diario. Es un regalo especial para este día señalado. El día que fue nombrado guardián de nuestra aldea. Padre se ha preparado tantos años para que su sabiduría y fuerza fomenten la paz mientras que nosotros buscamos descubrimientos y mayores conocimientos. Madre está tan orgullosa de él. Ahora, nuestros extraordinarios científicos están trabajando en un sistema maravilloso de viajar. Según dicen abrirán un gran agujero en el espacio, para que podamos visitar otros mundos.
2
EL DESASTRE
Querido Diario, estoy muy asustada: apenas puedo mantener firme la pluma. Hemos tenido una gran celebración y poco después se abrió la grieta. Pero al otro lado criaturas maléficas esperaban acechantes. Ha empezado una guerra. Padre fue a luchar contra estos demonios que se hacen llamar Sombras Espectrales. Vi a su jefe, que mató a mi madre y a mis hermanas. No me lo puedo quitar de la cabeza, quise luchar contra su jefe, pero los espectros absorbieron toda la energía del sistema de grietas y se han convertido en muy poderosos. Padre me encerró dentro de la torre circular y me pidió que no dejase entrar a nada o nadie.
3
EL ENCIERRO
No puedo dormir: todo lo que escucho ahí fuera son gritos y lamentos. Las sombras están absorbiendo la fuerza vital de nuestro mundo. Están drenando las almas de sus víctimas y las están atrapando en esos horribles tarros. Quiero abandonar la torre y luchar con Padre pero él me dijo que era demasiado joven y que es más importante que mantenga la llave de la grieta alejada de los espectros. A través de la mirilla, he visto a Padre luchar contra otro aldeano que resultó ser un
espectro. Él regresó más tarde y me dijo que le mostrara la llave, pero no era realmente él, era otra sombra espectral intentando engañarme. Es tan difícil saber en quien confiar cuando estos seres pueden cambiar su aspecto de esa forma.
4
LA LIBERTAD
Los gritos han cesado: hay un silencio tan grande ahora. He desobedecido a Padre y he salido afuera. Nuestro mundo está hecho pedazos, y estos pedazos están esparcidos por todo el cielo. Mis peores pesadillas eran ciertas... Padre está muerto. Le encontré abrazando una espiral rocosa con las garras incrustadas; imagino que quiso proteger las Garras de Guerra de los espectros hasta el final. Al
menos todos los espectros parecen haberse ido; lo único que queda de ellos son grotescos corazones latiendo.
5
LA VENGANZA
¡Su jefe, el señor tenebroso, sigue vivo! Ha levantado una fortaleza que llega hasta las ruinas de mi aldea. Por algún extraño motivo, su ciudadela sigue en pie y ha absorbido toda la energía del mundo a su alrededor, como un parásito. Las tierras parecen aún más desoladas y frías de lo que ya eran. Extrañamente, la idea de que el señor tenebroso siga vivo me conforta. Quizás si él sobrevivió, alguien de mi gente podría estar vivo en alguna parte, y ahora debo ir a buscarlos. Le mostraré al
señor tenebroso la misma piedad que él mostró con mi familia.
6
EL RESUMEN
He visitado las ruinas de mi aldea, mi gente se ha ido, yo soy la única que queda. La vida que antaño hubo aquí se ha tornado en oscuridad y maldad. Aquellos viles corazones tenebrosos aún laten con vida. Los espectros absorbieron la energía del sistema de entrada a la grieta y parece sobrevivir en esos malignos recipientes. Las puertas aún permanecen en pie y el sistema puede recargarse; el pórtico principal puede abrirse de nuevo. No puedo permitir que esto vuelva a ocurrir.
7
EL ENCUENTRO
Una nueva civilización crece entre las cimas de los árboles en un rincón del mundo. Al observar su sencilla cultura, me sentí impresionada por el respeto que profesan al mundo y a ellos mismos. Pensé lo tonto y orgulloso que había sido mi aldea. Estas gentes eran felices con sus pacíficas vidas. Espero que la paz perdure.
8
EL REGRESO
Algo terrible va a suceder, después de todo este tiempo, el señor tenebroso está recorriendo el mundo, explorando. Parece que ha conseguido congregar a un ejército de bestias del Reino de las Sombras. Me temo que está intentando reunir los corazones espectrales para volver a abrir la puerta y hacer regresar a sus compañeros. Pero descubrí que, por alguna razón, el señor tenebroso no puede
tocar los corazones espectrales o incluso acercarse a ellos. He escondido tantos como he podido aunque ahora ni yo los puedo encontrar todos. Quizás el señor tenebroso este buscando a alguien que le ayude a completar esta repugnante colección.
9
EL CASTIGO
Mis peores temores se han confirmado, el señor tenebroso ha descubierto a la gente de la aldea que encontré y se dirige hacia ellos. ¿Tendrá acaso la intención de obligarles a realizar esta maldita tarea de reunir los corazones espectrales?, me temo que no hay nada que pueda hacer para ayudar a esta pacífica gente. Su guardián es viejo y no es rival ni para el señor tenebroso ni para sus criaturas.
Confío en que haya uno entre ellos que pueda enfrentarse a la maldad del señor tenebroso, aunque me temo lo peor.
10
EL FINAL
El señor tenebroso ha matado al guardián de la aldea que encontré, su nieto ha huido y ha encontrado las Garras de Guerra de mi padre. El señor tenebroso intento utilizar a este niño para coleccionar los corazones espectrales, pero no consiguió engañarle para que se enfrentara a mí. Ahora el niño, lleno de venganza, se dispone a luchar contra el señor tenebroso. Después de una hora de fatídica lucha el niño derrotó al señor tenebroso y a sus criaturas con el poder de las Garras de Guerra de mi padre, ¡Alabémosle porque ha traído la paz eterna a este mundo desdichado!
Al día siguiente, nada más salir del refugio donde ahora vivíamos todos los supervivientes, me encontré con un trozo de papel que indicaba una dirección; al principio creía que una piedra lo había estado sujetando, pero luego me fije en que en realidad era algún extraño artefacto para tele- transportarse a algún sitio...

Segunda parte, segunda historia: El complot 

1
EL COMIENZO
Todo empezó con mi nacimiento lleno de asquerosa sangre en un hospital, no me extraña que llorara, aquella situación era muy incómoda. 13 años después me sentía bien en general, llevaba la vida normal de un adolescente, o a menos eso creía yo, fue a partir de esa conversación cuando
empecé a sospechar... -Hola, Diego, estás muy raro hoy- Era Chuck, mi amigo de siempre. -No me pasa nada. -Tu frente... Le pedí al profesor salir de la clase y me fui al servicio, el espejo afirmaba mi preocupación, mi frente estaba roja, pero mi cara no, y mi resto del cuerpo estaba normal De repente me vino una pequeña jaqueca que fue aumentando hasta ser más que una migraña, era tan intenso el
dolor que no pude evitar arrodillarme y cerrar los ojos, pero no empecé a ver la oscura piel interior de mis párpados, eran imágenes propias de un calidoscopio, cada vez era peor, hasta que paró sin disminución previa, todo el dolor se había esfumado, no me lo podía creer, me levanté y abrí los ojos, todo estaba como antes, me acordé de que tenía que ir a la clase. Justo antes de que cogiera el
manillar, la puerta fue abierta por el profesor, pero no había ninguna ventana que pudiera haberle avisado, era bastante raro... Me senté en mi sitio e intenté ponerme al día, horas después el día acabó como cualquier otro, pero no se me había olvidado nada de lo ocurrido. Los días fueron pasando como simples parpadeos hasta que Chuck cumplió los 14 años, era un día lectivo, jueves,
después de las clases, fui a su casa junto con otros chicos y chicas y admiré el decorado, era de diferentes colores hasta que atravesé el marco de la puerta, entonces todo se volvió de blanco y negro, la sorpresa hizo que me reuniera con el cumpleañero, los demás disfrutaban de la música. -¿Tú ves todo en blanco y negro? -No, ¿Estas bien? ¿Qué te ha hecho tu perro para que empieces a ver el
mundo como él? ¿Eh?- Chuck se había alarmado bastante. -Tranquilo, ya se me pasará. Pero no se me pasó, y aún encima fue a peor, si eso cabe posible.
2
TODO O NADA
La gente ya se estaba acostumbrando a que me comportara como un borracho sobrio, pero en algunas situaciones producía todo tipo de conversaciones, humillantes, serias, preocupantes, intimidatorias... Hasta tal punto que me llevaron al despacho del director. -He oído los rumores de que ves el mundo de diferentes formas, te comportas extrañamente, etc... ¿Es verdad?-El director estaba muy tranquilo, más tranquilo de lo que solía ser, excepto por su mirada, era...electrizante. -Eh, sí, pero no estoy loco ni enfermo ni nada. -Si tú lo dices...-dijo en plan ultimátum siniestro. Me mandó a una sala en la que me atendió un adulto con gafas y poco bigote, era guapo, un poco. -Hola, Diego, soy psicólogo, ¿Quieres contarme algo? Con tal de que arreglara mi problema, por llamarlo de alguna forma, estaba
dispuesto a contarle todo lo que fuera necesario, pero el tema se fue desviando insospechadamente a un lugar completamente inesperado. -¿Tienes novia? -Hoy he besado a una chica y creo que vamos a empezar a ser novios y salir, si eso cuenta. -Por supuesto, ¿Qué viste después del beso? -Todo era rojo, rosa, blanco y... verde. -¿Verde? -Eh, sí, pero después me caí, pero seguía consciente, luego
me levanté y nos besamos más apasionadamente y nos abrazamos, entonces me llamaron para que fuera a ver al director, todo se volvió de tono morados y marrones. Paré de hablar y sentí como si me estuviera cayendo desde mucha altura, miré al frente y cerré los ojos, cada vez estaba más cerca del suelo y el viento no ayudaba, cuando sólo faltaba un palmo... -¡BASTA! Abrí los ojos y volví a la realidad, estaba levantado, pero no en aquella sala... estaba en mi habitación. A partir de ahí mi vida fue lo más normal posible, veía la realidad como los demás y nadie recordaba nada, hasta yo no recordaba nada, hasta que encontré aquel rozo de papel, llevaba escrito una dirección...

Tercera parte, tercera historia: El libro de Jester 

1
EL ENCUENTRO
Hoy he encontrado un libro muy intrigante, era el libro que siempre llevaba mi padre, ahora está muerto, y mejor que siga así, cuando estaba vivo engañaba y mataba a diario y sin piedad, no sé cómo mi abuela engendró a semejante demonio. El libro tenía conjuros escritos a máquina y partes de diario escritas a mano, los hechizos hablaban de una leyenda muy rara del inframundo, un demonio
traicionó a sus semejantes cuando iban a hacer daño a los humanos, “los de arriba”, como los llamaban ellos. Este demonio subió a la tierra de los humanos y se hizo pasar por uno de ellos, consiguió tener un romance con una mujer muy guapa y tuvo con ella dos hijos, uno de ellos, digamos que era amigo de mi padre y el otro su enemigo hasta que todo resultó ser un plan perfecto desde el principio de mi progenitor para conquistar el mundo, menos mal que al final se le fue al traste, puede que yo tuviese algo que ver...No pude soportar más seguir leyendo y empecé a quemarlo, salían llamas rojas y extrañamente moradas, de la hoguera salió inesperadamente un trozo de papel quemado por los extremos, pero no estaba ardiendo y tenía escrita una dirección...

Cuarta parte, cuarta historia: El viaje 

1
EL INICIO
Ahora que me he despojado de vivir en la casa de mis padres y que estoy viviendo mi vida como realmente quiero, también es hora de que me independice un poco de los demás para poder escribir mi propia historia, o más bien, explicar el hecho más importante de la historia de mi vida, por el momento, mi inexplicable viaje en el tiempo.
Me levanté como un día normal, desayuné y me prepare para ir al trabajo, siempre iba andando, estaba cerca, unas cuantas calles al sur, mientras caminaba me vino una sacudida, me agarré a una farola y cerré los ojos un momento, cuando los abrí mi alrededor había cambiado, la farola a la que me había agarrado había dejado de ser una farola, era un poste clavado en el barro, el mismo barro que me rodeaba y que estaba pisando, llovía intensamente, me solté y miré a mi alrededor,
había un establo a unos metros de mí, fui hacía él, pero estaba claro que había dejado estar en mi tiempo, en mi hogar.
2
COMO SI NO FUERA AYER
En el establo había unos cuantos animales, pero ningún ser humano, o eso creía... -¿Hola? ¿Hay alguien? Pasó un momento que pareció eterno. -Eh, sí, ¿Hola? Era un viejo ganadero de unos cincuenta y algo años, o eso creí hasta sentir un ligero mareo y volver a cerrar los ojos, cuando los abrí me encontré en el despacho de mi jefe, que se diferenciaba bastante de aquel anciano... me levanté y mi dirigí hacia la puerta, cuando toqué el pomo me vino otra sacudida y aunque no cerré los ojos la oscuridad me engulló y aparecí, por decirlo de alguna forma, abriendo la puerta de arriba del establo hacia la nada, de inmediato la cerré y bajé la escalera, esto había llegado demasiado lejos. En cuanto paró de llover, salí a tomar el aire y caminar un poco, pero di un paso precipitado y me tropecé, como si me hubiera estampado contra un suelo falso me encontré cayendo hacía una pequeña piscina de un líquido verde, parecía zumo de manzana, aunque quizás no fuera eso... La
luz inundó a la oscuridad y desperté en mi mundo, mi querido mundo, mi querido hogar. Al día siguiente encontré una tarjeta de cartulina blanca, llevaba escrito una dirección, pero no me orientaba...

Quinta parte, quinta historia: Viviendo en el pasado 

1
EL PRINCIPIO DEL FIN
Cualquiera empezaría contando su propia vida y después la de los demás o cómo los demás influyen en la suya, pero yo voy a contar una historia que me incluye a mí digamos en un capítulo anterior al final, de forma que empezaré antes incluso del principio de mi vida, cuando nadie sospechaba que una historia tan oscura fuera a tener lugar.
El Día 14 de Septiembre de 1973 por la noche, un coche paseaba por una calle de Zaragoza, dentro iba una familia de 4 miembros (En realidad eran más, pero como se sabe una familia completa es muy grande y normalmente se divide en varias casas bastante alejadas unas de otras), la hija se llamaba María y estaba sentada atrás junto con su hermano Emilio, delante iban sus padres Teresa y Juan, se dirigían a casa para reunirse con sus otros cuatro hermanos, más mayores, tras un
largo día de colegio y trabajo, habían pasado la tarde en la biblioteca haciendo la mayoría de deberes.
-Mama, ¿Todas estas tiendas son nuestras?, pone nuestro apellido. -No, hija, hay un montón de gente con nuestro apellido y, sin embargo, nada tenemos que ver con ellos, ya me gustaría...
Después de varios sucesos duros, María se pudo separar de la casa de sus padres y sus hermanos con 22 años cumplidos en el verano. Ahora era el Halloween del año 1987 y vivía junto con su marido Alberto y su hija Antonia, que tenía 3 años. María había conseguido huir de una vida llena de sufrimiento, pues su padre Juan muchas noches volvía a las tantas a casa para pedir más dinero a
su madre Teresa, si no se lo daba la pegaba cruelmente, a pesar de eso Teresa prefería que le pegase y que no obtuviese el dinero por mucho que buscara por toda la casa antes que se lo gastara en casinos y bebida.
2
ADIOS DOLOR
Corría el año 1999 cuando Juan fue despojado de vivir en la casa y se tuvo que buscar la vida, para entonces sólo quedaban en la casa Teresa y dos de los seis hermanos, Alfredo y Esther; Emilio, Antonio y Constance se habían ido por separado cada uno a sus nuevas casa con tres mujeres afortunadas, Andrea, Ana y Elena. Mientras tanto María miraba hacia el futuro con su marido Alberto y sus hijos Antonia, Diego y Verónica, su vida iba sobre ruedas, dentro de lo que cabía suponer.
Al año siguiente mucha gente se pensaba que iba a ocurrir el fin del mundo, pero nada más lejos de la realidad, Antonia desapareció un día lejano ya para mí, como cinco años pasaron hasta que por fin la encontré dando un paseo por calles que no había recorrido nunca, sin querer me había perdido por las angostas calles de Zaragoza, mi amada Zaragoza, ¿Cómo pude olvidarme de tu maravillosa estructura? -¿Eres Antonia?, ¿Qué te ha pasado?, ¿Dónde has estado todo este tiempo? -Ahora mismo no lo recuerdo, aquel día me desmayé en ese servicio de la bolera y..., cuando quise darme cuenta ya habían pasado cinco años y llevaba una vida normal con marido e hijo en este barrio que antes era desconocido para mí. -¿Y qué barrio es este? -Pues las Delicias. -Bueno, se está haciendo tarde, nos
volveremos a ver pronto...
Tres años después la vida de todos fue a mejor, que la selección española ganara la copa mundial puede que ayudara... hasta que la abuela Teresa murió en un desgraciado accidente de tráfico a mediados del año 2009, ahora que realmente iba a disfrutar plenamente de su vida...
3
ANALISIS TEMPORAL
En la época actual, comenzando el último trimestre de 2009, a pesar de que María siguiera pensando y arrepintiéndose de lo que pasó, con su hija mayor, con su padre, con sus hermanos, con su madre..., Verónica y yo intentamos seguir hacia delante, igual que los demás miembros de la familia, un día cualquiera de camino al instituto, haciéndome una nueva ilusión respecto a esa chica que no salía de mi cabeza, me encontré una chapa metálica proveniente de algún autobús con una dirección grabada al dorso...
SEXTA PARTE, HISTORIA FINAL
1
LA REUNION
Parecía pura coincidencia que todos hubiéramos acudido a la dirección que indicaban los mensajes al mismo tiempo a pesar, por ejemplo, de que yo fuera la única que vivía en un mundo diferente al de los demás. Pero aun así todos estábamos ahí, Max, que ya se estaba recuperando de su ataque mental; Lucy, habiendo dejado de llorar tras extinguirse las llamas que había apagado tras reducir el libro de su padre a cenizas; Mike, que ya entendía cómo y por qué había viajado en el tiempo al pasado para luego volver al instante exacto en el que se había ido; Diego, que por fin se había librado de su anterior vida habiéndose librado de la cárcel a la que le habían condenado por asesinar al que mató a todos los testigos de que esta vida hubiera existido, ahora vivía su vida de una forma menos rencorosa; y por último yo, Janet, que estaba más feliz que nadie, aunque mis seres queridos de mi
mundo me echaran de menos, porque ahora tenía cuatro amigos fantásticos, cada uno a su manera. Llamamos a la puerta y nos respondió un hombre de unos treinta años, al igual que todos más o menos, tras responder como Lucio, nos contó que junto a él teníamos el poder de derrotar a las parcas y poder llevar nuestras vidas sin regirnos por manos invisibles que condicionaran nuestros caminos hacia la villa del señor.
2
LA DERROTA
...Y así lo hicimos, llegamos hasta su oscuro y subterráneo escondite y las derrotamos, por fin éramos libres, pero lo mejor es que no sólo nosotros lo éramos, sino todo el mundo, incluso ahora tú, gracias por leer nuestro testimonio, haz posible que se siga distribuyendo.
FIN DEFINITIVO

Comentarios

Entradas populares de este blog

Erich Fromm - El arte de amar parte 1

Pump up the Volume, la historia de la musica electrónica

Sentirse como estar muriendo