mentiras obligadas

Para el que se sienta impulsado a hacer cosas que no quiere pero que se ve obligado a hacer por lo que pueda pasar si no lo hace
1
Vaivén de emociones
Como un día más me levantaba a mi hora para ir al instituto un 24 de septiembre, pero algo me decía que este día no iba a ser como los demás, empecé a ignorar esta sensación, convencido de que solo el volver a ver a Sally me haría olvidar todo lo que pensara. Pero no sabía que ese día iba a cometer uno de los errores más grandes de mi vida, no sabía que me iba a arrepentir de lo que estaba a punto de hacer durante muchos años, aun me arrepiento más al recordar que no lo sabía... Después de las primeras clases, mis compañeros me pidieron cantar, pues yo era canta-autor esperando a hacerme famoso, yo entonces les cante una de las últimas que había compuesto últimamente, pero como hablaba de amor era inevitable no preguntar si me gustaba alguien, aquí viene el error fatal, canté una de las canciones que iban dirigidas explícitamente para Sally. Evidentemente aunque solo dijera la primera letra de su nombre, todos sabían que me refería a ella, cuando acabé Sally vino hasta mí y me besó en la mejilla al tiempo que me cogía la cara para luego soltarme y decirme que no llorara con lo que me iba a decir, que ella tenía novio, pero que no todo estaba acabado, que todo podía cambiar... Mientras los demás comían en el comedor yo me fui al baño un momento sin esperar que iba a descubrir un cadáver debajo de los lavabos, aquí viene otro de los grandes errores de ese día, me resbalé con la sangre que salía de su cuerpo haciéndome daño y creo que la sangre se mezcló, pero no tenía tiempo ni había papel higiénico para limpiarlo, pues sentía pasos que se acercaban cada vez más, necesitaba huir de esa situación, así que salí del baño, corrí por el pasillo en sentido contrario a los pasos, pero me dí cuenta de que iba dejando un rastro de sangre por donde pasaba, escribí con la sangre que yo había muerto, me curé la herida con un apaño de la camiseta y me limpié las botas con un pañuelo que acto seguido guarde en mi bolsillo, a continuación salí del instituto y tuve cuidado de que no me viese nadie, lo estuve consiguiendo hasta que encontré un escondite detrás de un bloque de casas, de momento era un buen lugar para sosegarme, no había corrido tanto en toda mi vida.
2
Nuevas esperanzas
Pasé unos días horribles comiendo lo poco que encontraba estable en las basuras y en los cultivos, pero no quedaba otra opción, cualquier persona me podía ver y estropearlo todo...
Mientras tanto los familiares y conocidos de Luis fueron informados de su muerte y a los pocos días se hizo un funeral enterrando todos sus efectos personales en lo que iba a ser su tumba, hasta que se encontrara su cuerpo o lo que quedara de él, pues su búsqueda aun seguía su curso, al igual que la investigación por la muerte de Alex, el estudiante muerto encontrado en el baño de los chicos del instituto, pero Sally no se creía que Luis estaba muerto, no se atrevía a enfrentarse a esa horrible verdad, era imposible para ella. Así que puso a buscarle, pero no es que le costara mucho, antes de hacerlo llamó a su novio Adrián para cortar con él, luego corrió hacia la parte trasera del bloque de casas que había más cerca del instituto, algo en su mente le decía que Luis estaba por ahí escondido, seguramente era la conexión que ya se había establecido entre ambos desde hace mucho tiempo. Cuando se encontraron se besaron y pensaron qué hacer a continuación, después de un tiempo decidieron que ella la traería comida si él intentaba no ser descubierto y le daba el amor que ella ahora necesitaba, al tiempo también ella iba a ayudar a investigar el caso de Alex y no decir a nadie que Luis en realidad no estaba muerto, por lo tanto también tenía que emprender la misión de consolar a su familia y conocidos sin que le fuera la lengua, iba a ser una época difícil, pero necesaria para todos.
3
Los avances de la investigación
No fue difícil saber quién mató a Alex, lo difícil fue saber por qué y donde se escondía este malvado criminal, perteneciente, por cierto, a una banda que se dedicaba a hacer pequeños estragos siempre inexplicables en diferentes partes del mundo, se hacían llamar “Los indeseables”, su jefe era Francisco Rithenworth, el mafioso más peligroso de la época, y cuyas huellas dactilares se habían encontrado en la camisa que llevaba puesta el cadáver de Alex, para ser tan profesional, se había descuidado mucho en este crimen y eso lo iba a pagar caro.
Después de saber todo esto los encargados del caso iniciaron un rastreo de la banda a escala
mundial, fue costoso encontrarlos, pero gracias a la intuición de Sally dieron con ellos en una
cabaña situada en un descampado a las afueras de Madrid, el plan era el siguiente, acercarse
sigilosamente al punto en cuestión desde varios flancos y no dejarse ver por ningún miembro de la organización hasta haber irrumpido en la casa, pues contaban con el factor sorpresa, eso no podían perderlo, había que tenerlo muy en cuenta.
4
Lo que no se esperaba nadie
Los encargados del caso consiguieron arrestar a los miembros de la organización, pero cuando fueron a por su jefe, que se encontraba en el piso de arriba, este, que ya sabía que no tenía posible escapatoria, pues no había ventanas suficientemente grandes para escapar y la única salida era por la escalera, por donde ya se acercaba un policía dispuesto a esposarle, ideó una estrategia poco común, se instaló en el brazo un dispositivo que se comunicaba con una bomba situada en uno de los edificios más importantes de Madrid, la Moncloa, si él moría, el dispositivo se activaría y la bomba estallaría, que es con lo que amenazó al policía, de pegarse un tiro a sí mismo si se acercaba demasiado. El policía bajó por la escalera en cuanto supo de este peligro y avisó a los demás sin que Francisco Rithenworth se enterara para que alguien fuera a desactivar la bomba de la Moncloa, después y mientras esto sucedía, el policía volvió a subir y apunto a Francisco con su pistola, se pasaron mucho rato así, con dos pistolas apuntando a su cabeza, la del policía y la suya propia, hasta que se pudo oír un pitido en el bolsillo del policía, era su talkie-walkie comunicando, “Ya está hecho”, “¿Qué significa eso?”,preguntó Francisco entonces, “Pues que ya puedo hacer esto”, dijo el policía para acto seguido disparar al brazo que sostenía la pistola, este disparó desvió la bala supuestamente suicida de Francisco hacia una esquina del techo abovedado y causándole tanto daño, que después de dispararla, soltó el arma y cayó al suelo medio inconsciente, pero vivo aún.
5
Después de los disparos
Minutos después una ambulancia se acercaba a la cabaña para asistir a Francisco, quien después de ser curado iba a permanecer en prisión junto con los demás integrantes de la banda, quienes confesaron que todo se trataba de un asunto de negocios, pues los padres de Alex ya habían sido avisados de que sino pagaban lo que a la banda les debía, algo imposible de pagar ni a plazos, su hijo iba a pagar las consecuencias. Después de que Sally dijera a los policías la localización de “los indeseables”, fue a buscar a Luis y juntos huyeron a París con los fondos que ella había ahorrado, era suficiente dinero como para aguantar hasta que encontraran trabajo en la ciudad del amor. Pablo, amigo del instituto de ambos amantes informó a los demás de la situación pero también impidió que nadie fuera a por ellos ni desveló en qué rincón de Francia se encontraban sus chispas de vida, pues nadie podía matar el amor que ambos se profesaban.
FIN

Comentarios

Entradas populares de este blog

Erich Fromm - El arte de amar parte 1

Pump up the Volume, la historia de la musica electrónica

Sentirse como estar muriendo